Islas

Islas
Tenerife desde La Gomera

El blog de Beatriz Fariña

El que no inventa no vive. Ana María Matute (premio Cervantes).



sábado, 25 de septiembre de 2010

Invisible


Mira que me lo habían dicho, las mujeres después de los 40 se vuelven invisibles. Al principio no lo creía, pero ya han sido muchas coincidencias. Aquel camarero que no te atiende y mira al infinito sin verte, la puerta automática que no te detecta y no se abre, ese chico guapo que te cruzas por la calle y cuando sonríe no es a tí sino que habla con el "manos libres" o la dependienta de la boutique que ignora tus insitentes llamadas para que te busque una talla. Bueno, tampoco me voy a amargar y a dedicarme a recuperar artificialmente mi juventud para pasar de transparente a notoriamente patética. No, simplemente me resulta muy fuerte, fuerte porque parece que va a ser verdad.
Mi último episodio de invisibilidad me ocurrió el otro día, estaba con unos amigos tomando algo y decidí invitarlos sin que lo supieran, cojo mi bolso para ir al baño y disimuladamente pagar, pido la cuenta en la barra y espero. Como tardan decido ir al baño, al salir no veo al camarero y pienso que está atendiendo, sigo esperando. Lo veo aparecer de nuevo y levanto un poco la mano para recordarle lo mío, pasa a mi lado sin verme y lo oigo hablar con otro compañero.
- Has visto al chico rubio de la mesa 11, está tremendo. Yo le haría un pijama de saliva.

A todas estas mi brazo seguía a media asta y mi "por favor" había caído en el olvido rebotando por todo el suelo. Como la situación se prolongaba, paso al momento "EJEM", a ver si les aparezco tras pronunciar esta palabra mágica. Ya resignada doy media vuelta y regreso a la mesa, ya se estaban levantando y despidiéndose unos de otros. Mi amiga me comenta:
- Que estos ya se van, cómo tardabas hemos supuesto que ya habrás pagado.
- Pués sí, ya podemos irnos que llegamos tarde al cine.
- Oye otro día ya invitamos nosotros, vale?.
- Sí claro, de todos modos ha sido muy barato.

Alguna ventaja habrá que buscarle, digo yo.

3 comentarios:

  1. jajajajaaa menos mal q termina bien :))

    ResponderEliminar
  2. ¿No será que el mundo está lleno de ciegos?.....

    ResponderEliminar
  3. ¡has hecho un "simpa"!
    se lo merecían.
    bicos,

    ResponderEliminar