Islas

Islas
Tenerife desde La Gomera

El blog de Beatriz Fariña

El que no inventa no vive. Ana María Matute (premio Cervantes).



domingo, 15 de abril de 2012

Julita


Julita pasaba de largo los 50, laboriosa y servil eran adjetivos que acarreaba con orgullo. Gran parte de esa vida la había dedicado al denodado trabajo en la misma empresa. Cuando comenzó el “proceso” a ella no se le inmutó ni una pestaña, siguió con su mismo ritmo de trabajo sin hacer caso a los actos que sus “compañeros” perpetraban a modo de resistencia. No dudó en su fidelidad a la dirección, no le tembló la voz cuando respondió a preguntas comprometidas sobre las actividades de sus “colegas”.
Julita ni por un instante sospechó el contenido de aquel telegrama, recibido el domingo por la tarde.

7 comentarios:

  1. ante el dinero hay muy poquitas cosas que resistan... y la fidelidad a la empresa me parece que tampoco.


    biquiños,

    ResponderEliminar
  2. De esos trabajadores pocos quedan porque han sido los propios empresarios quienes se han encargado de exterminarlos.
    Me encanta la foto familiar del principal, besitos.

    ResponderEliminar
  3. EDITORIAL PORTILLA FOUNDATION
    Lo invitamos a unirse a la EDITORIAL PORTILLA, una editora sin fines de lucro, las ganancias de la editorial serán invertidas en la lucha contra la Diabetes. Aquí los escritores podrán publicar sus obras por el Internet y en las cadenas de librerías en los cinco continentes sin costo alguno. Todos los escritores recibirán en 50% de las ganancias por el Internet y el 10% por las ventas en las librerías. Tenemos varias convocatorias para concurso. Visite nuestra página web: www.editorialportilla.com o envíenos un correo a: editorialportilla@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Nunca se piensa que le puede tocar a uno.

    ResponderEliminar
  5. Interesante relato. Como dice Jorge nyunca se sabe lo que le puede tocar a uno.
    Un placer visitarte y leerte, he pasado un rato ameno. Regreso pronto!
    http://cuentosdensueno.blogspot.com
    http://a212grados.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. El capitalismo no tiene amigos ni sabe de fidelidades. Es triste la verdad...

    Besos!!

    ResponderEliminar